Artículos

KOMBUCHA

La Kombucha es un té azucarado y fermentado por una comunidad de organismos que la convierten en una bebida tónica agria deliciosa, que algunos comparan con la sidra de manzana efervescente.

Esta bebida se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos y ha recibido alabanzas en muchos y diversos lugares debido a sus beneficios para la salud. Para mí, por ejemplo, es un indispensable en mis fondos de alacena. Es parte importante en mi dieta saludable y todos en casa la bebemos. Mi pequeña hija es fan número uno de la Kombucha, ya que ha descubierto en esta bebida los múltiples beneficios que le han dado a su salud.

La Kombucha la produce normalmente un Scoby, llamado también ¨madre¨, que tiene la forma de un disco gelatinoso que flota sobre la superficie del té mientras éste fermenta.

Como cualquier fermento, contiene unos subproductos metabólicos singulares y unos cultivos bacterianos vivos, que te pueden sentar bien o no. Pruébala, empezando con dosis pequeñas y descubrirás cómo te sabe y cómo te sienta.

 

Scoby Hongo madre

 

BENEFICIOS DEL TE DE KOMBUCHA

Entre sus beneficios , se encuentra el alivio en síntomas de resfrío, gripe, bronquitis, úlceras estomacales, acné, menopausia, agotamiento mental. Produce una gran sensación de bienestar, aporta energía, depura y regenera.
Refuerza nuestro sistema inmune y constituye una buena fuente de probióticos para nuestra flora intestinal.
La Kombucha esta considerada como el elixir de la longevidad.

DOSIS PARA TOMAR
Se recomienda empezar a beber ½ vaso vaso de kombucha cada día en ayunas, aumentando la dosis gradualmente día a día hasta llegar a beber 1 vaso de no mas de 300 ml. 2 veces al día ( 1 en la mañana y otro por la noche).

 

Apto para niños y adultos

ELABORACION DEL TE DE KOMBUCHA.

Ingredientes:
1 Scoby u Hongo madre
2 cucharadas o 4 bolsitas de té verde
Agua hirviendo
100 gr de azúcar de coco o panela o azúcar rubia

Utensilios e implementos
Un bota de vidrio de 2 litros
Guantes de látex
Una servilleta de papel
Una goma elástica
Un embudo
Un colador
Una cuchara de madera
2 botellas de vidrio con tapa hermética de 1 litro de capacidad

Preparación:
1.- Prepara la infusión de té con el agua en el bote de vidrio. Deja reposar y luego agregas más agua fría hasta llenar el bote hasta las ¾ partes.
2.- Añade el azúcar y remueve muy bien
3.- Ponte los guantes y toma el hongo e introdúcelo al frasco junto con el líquido que se encuentra.
4.- Cubre el bote con la servilleta de papel y ajusta con la goma elástica. Esto es para protegerla del polvo y los mosquitos, pero a la vez dejar pasar aire.
5.- Para que la bebida fermente bien, lleva el bote a un lugar tranquilo, protegido de la luz y donde no haya cambios bruscos de temperatura, esta debe oscilar entre 23 y 26 grados. Nunca debe estar menos e 17 grados.
6.- Déjalo fermentar entre 12 y 15 días dependiendo de la temperatura que haya, mientras más calor, menor tiempo de fermentación.
7.- Pasado el tiempo de fermentación, retira el hongo con ayuda de un guante ( a estas alturas ya tu scoby habrá dado su primera cría ) y colócalo en otro recipiente de vidrio, nunca utilizar metal, con un poco del líquido, será alrededor de un 25% del total del líquido fermentado.
8.- Cubrir bien y reservar hasta su siguiente preparación.
9.- Con el líquido fermentado que quedó, colarlo y llenar las botellas de vidrio con ayuda de un embudo. Cerrar herméticamente y dejar fermentar a temperatura ambiente por 4 días más.
10.- Guardar en la refrigeradora y beber. Puede mantenerse refrigerado hasta unos 6 meses.

Kombucha con frutos rojos

 

11.- Puedes saborizar tus kombuchas con zumos de frutas y verduras y dar un sabor extra. Usa tu imaginación.